A un año de muerte de Ámbar, imputado sigue sin condena

0
242

Mañana se cumple un año de la impactante muerte de Ámbar, menor de 1 año y siete meses de Rinconada de Los Andes, quien, según la tesis del Ministerio Público, habría sido violada por el único imputado del caso: Miguel Espinoza Aravena, pareja de la tía de la menor, quien tenía su tuición.

El deceso de la menor impactó a todo Chile y su tío Ignacio Páez ha sido la cara visible de toda una sociedad que protege la infancia. Ayer el Juzgado de Garantía de Los Andes siguió con la reformalización de la pareja de la tía de la menor (Miguel Espinoza), quien está acusado de violar a la pequeña el pasado 28 de abril de 2018. Anteriormente la Corte de Apelaciones de Valparaíso decidió mantener las medidas cautelares para Espinoza, dado que defensa había solicitado arresto domiciliario total.

Encerrado junto a silva

En declaración a medios locales de Los Andes, el abogado defensor de Espinoza, Homero Caldera, afirmó que la autopsia de la menor indicó que no habría sido violentada sexualmente, sino que su deceso habría sido provocado por una falla multiorgánica, razón por la cual recurrió a la Corte de Apelaciones de Valparaíso para revertir la resolución del tribunal de Los Andes.

Tras estar recluido en Quillota, Espinoza permanece en la Penitenciaria de Valparaíso, donde comparte celda con Francisco Silva, el imputado junto a Johanna Hernández por el crimen de Nibaldo Villegas. Incluso Espinoza y Silva hasta compartieron abogado: Peter Pirtzl, pero ahora ambos cambiaron de defensor.

«Me parece una falta de respeto para los cercanos de ambas víctimas que los dos compartan celda. Son dos asesinos que permanecen juntos protegidos por Gendarmería», comentó el tío de la menor, quien siente que se le ha discriminado por su inclinación sexual.

Tuición de otra sobrina

Ignacio Páez, tío de la pequeña Ámbar, a quien se le negó su tuición y la de su hermana de 8 años, según él, por su condición sexual, ha estado presente en cada una de las diligencias del proceso que lidera el fiscal jefe de Los Andes Ricardo Reinoso.

«Todo ha sido muy lento y esperamos saber pronto la condena para el culpable de la muerte de mi sobrina. Es increíble que ya haya pasado un año y no exista una sentencia, creo que la tardanza tiene que ver con el cambio de abogado del inculpado, que ya ha tenido 3 abogados distintos en todo este periodo» , comentó Ignacio, quien vive en la octava región, pero se mantiene siempre disponible para cada campaña contra abuso infantil y otras cruzadas de en pro de justicia para víctimas de violación y homicidio infantil.

Las principales pruebas que han sido presentadas por Fiscalía son evidencias biológicas de Ámbar en prendas de Espinoza. «Hay pruebas biológicas que han sido llegadas a la carpeta investigativa y que dan cuenta de que en prendas de vestir íntimas del imputado se ha encontrado material genético correspondiente a la menor, específicamente sangre de ella», declaró el fiscal jefe de Los Andes Ricardo Reinoso.

Ignacio Páez, tío de la menor, no decae en la lucha por lograr justicia para su sobrina. El joven declaró que le parece una burla que el inculpado comparta celda con Francisco Silva, acusado del homicidio del profesor Nibaldo.

Deja un comentario