Columna de Opinión: Saturno y los dos tercios ( 2/3 )

0
172
clase media
Columna de Saturno

¡Chilenas y chilenos!, ¡amigos todos! … con mucho respeto les debo decir en sus caras, que el viernes 15 de noviembre del año en curso, los políticos chilenos nuevamente les han metido el pene a todos, pero en ambos ojos y eso es más grave que los famosos perdigones anti disturbios, ya que al parecer estos dejaron a la gente ciega y tonta. Como decía el abuelo, “no hay mal que dure 100 años, ni tonto que lo resista”… al menos una esperanza para los tontos que creyeron haber logrado algo y que le creen a estos seres inescrupulosos.

No es menor que esta crisis social, partió hace como treinta años o más, concluyéndose que era la soberanía de la nación la que debía primar ante todo, junto con el Estado de Derecho, por sobre los políticos. Como una buena película conspirativa, que se venía preparando desde hace mucho tiempo, el conflicto parte inocentemente por el “aumento del pasaje del metro” en Santiago, excusa irrisoria y casi perfecta para iniciar el caos y la violencia en el país, cagando de paso a la clase media trabajadora nuevamente, como lo vimos por todas las redes sociales.

A nadie le cabe duda que esto estaba organizado cuidadosamente y no precisamente por el gobierno de turno, pues el Poder ejecutivo, utilizando los instrumentos institucionales, declaró “Estado de Emergencia”, instrumento que establece nuestra Constitución Política de la República de Chile de 1980, para el caso de alteración grave al orden público, fenómeno que a todos nos constaba, ya que la TV y las redes sociales lo mostraban instantáneamente todos los días. De esa manera los Carabineros, quienes no fueron capaces de mantener el orden interno del país, fueron apoyados por las Fuerzas Armadas, quienes custodiaban las calles, hospitales y supermercados, frente a la turba de delincuentes, saqueadores y vándalos que robaban a manos llenas y causaban destrozos en la propiedad pública y privada.

Lo que acabo de señalar, es lo que hace que la autoridad la piense dos veces para autorizar “marchas pacíficas”, ya que todos sabemos que la gran mayoría terminaba en violencia, incendios, barricadas, saqueos, en “el que no baila no pasa” y en enfrentamiento con Carabineros.

Creo que todos los chilenos teníamos acumulada mucha rabia y rencor en contra del sistema y de los políticos narices de palo, que por mucho tiempo venían ejercitando violencia institucional hacia nosotros a través de las AFP, los impuestos a todo nivel en contra de la clase media, la mala educación, la pésima salud, la cagá de ingreso mínimo en relación a sus grandes dietas parlamentarias y el hecho de que ninguno de los parlamentarios viaja diariamente  en locomoción colectiva, ni se atiende en hospitales públicos y aun así, reciben viáticos diarios innecesarios, por decir algunas cosas relevantes. Pero aun así, las personas decentes no compartimos como método para lograr la paz y el bienestar social, la violencia, ni el vandalismo de ningún tipo.

Circularon muchos videos de Carabineros, quienes arriesgando sus vidas, los pintaban como si fueran los más villanos, arriesgando sus trabajos y a los que hacían vandalismo o alteraban el orden público, los mostraban como “dulces angelitos”, a los que les violaban sus derechos. Con mucha sinceridad y como Saturno les digo: “los angelitos no tiran piedras, ni hacen barricadas, ni causan destrozos en la propiedad”. Las cosas por su nombre, caramba.

Amigos, Chile, no es comparable con Venezuela, ni con Bolivia, ya que hasta el día de hoy, nuestro país, conserva intacta todas sus instituciones: Un Poder Ejecutivo, elegido democráticamente por la mayoría de los votantes. Un Poder Legislativo o Congreso en funcionamiento, con abusadores que sacan provecho, pero en funcionamiento, y un Poder Judicial que funciona normalmente. En cambió, en Venezuela y Bolivia, Maduro y Morales, los “M&M” metieron las manos en los sufragios, generándose el descontento y desconfianza de sus pueblos. Aquí en Chile, nadie ha puesto en duda los sufragios que eligieron al Presidente que está de turno hoy, por eso cuando la gente pide su renuncia está equivocada, ya que aquí es la democracia y la institucionalidad lo que prima. Por lo mismo, si se han cometido abusos en contra de los derechos humanos de civiles y Carabineros o de las Fuerzas Armadas, son los tribunales Ordinarios y especiales los que tienen que administrar la justicia necesaria y si hay que castigar a alguien que resulte culpable, debe ser castigado.

Pero amigos, no nos perdamos, ya que a todos los civiles nos asusta jubilar en este país y vemos como los señores políticos se dan la gran vida y pertenecen a una clase privilegiada. Por mientras que usted y sus cabros se bañan en una piscina plástica (sacada a crédito en SODIMAC) todos hacinados  o se manguerea en su patio para pasar el calor, el político se toma un trago en la piscina de un hotel que usted mismo le paga.  Ese es el punto. No podemos ser tan wuevones de seguirles aguantando que nos sigan manejando nuestras vidas y creyéndoles sus mentiras en su favor, ya que como les dije, de eso estaba aburrido el pueblo y de una buena vez hay que castigarlos en las próximas elecciones, ya que el 15 de noviembre nos volvieron a mentir.

Observen mi pequeño plebiscito:

¿De quiénes estábamos aburridos los chilenos de clase media?

Rta.: Del grupo de parlamentarios y políticos chilenos que viven como reyes y que abusan de esta clase trabajadora.

¿Quiénes fueron los que llegaron a un acuerdo de paz el 15 de noviembre?

Rta.: ¡Los políiiiiiiiiiiiiiiticos ¡… entonces, en qué quedamos.  Se dan cuenta que es tonta la ciudadanía, puesto que los parlamentarios aun no se bajan sus dietas, no hacen ni un solo gesto, ni hacen nada por ustedes. Es decir,  supuestamente cambiaron algo, pero no  han cambiado nada.

Estos seres nefastos, acordaron a su conveniencia que se consultaría a la ciudadanía a través de un plebiscito, como si usted fuera importante, si se quiere modificar la Constitución o no. Si usted dice que sí; le preguntan si lo quiere hacer a través representantes  de la ciudadanía o sociales o si lo quiere a través de un sistema mixto, es decir, ciudadanos y parlamentarios, poniendo como traba supuestamente que los que participen en este proceso no podrán ser candidatos, al menos por un año (período muy corto que deja entre ver, que los que están, insisten en ser reelegidos para no dejar la teta). Pero amigos, lo que usted tiene que entender de fondo es que pretenden modificar la Constitución por partes, capítulos, pero han acordado previa y tácitamente no modificarla, puesto que apropósito han puesto un quórum de aprobación de 2/3, lo que significa que si votan 12 participantes por ejemplo, para aprobar una modificación necesitan 8 de ellos, es decir un gran número de votos, lo que hace casi es imposible modificar algo.

¿Por qué cree usted, que Piñera y su primo están tan tranquilos con las acusaciones constitucionales que están haciendo en su contra los partidos de izquierda?

Rta.: Porque el sistema de los 2/3 los favorece, ya que para interponer una acusación constitucional se requiere de la firma de al menos 9 parlamentarios, pero el Senado para aprobarla requiere de los 2/3 y eso en el parlamento es inviable, no da numéricamente, así que finalmente será rechazada. No se haga ilusiones.

¿Por qué los parlamentarios de izquierda no le dicen a sus seguidores que las acusaciones constitucionales no llegarán a ningún lado y que es pérdida de tiempo?

Rta.: Porque a río revuelto, ganancia de pescadores. Ellos sólo buscan protagonismo, ya que, ya se ven electos en las próximas elecciones, pero saben qué, tendrá el efecto contrario.

¿Quién redacta las preguntas o pone los temas en de los cabildos?

Rta.: Los activistas que están promoviendo la inestabilidad ciudadana y creando temor, para que caiga cualquier gobierno que esté y tener cabida para llegar a la teta que da leche.

¿Cómo pretenden llamar a la ciudadanía a modificar la Constitución de Chile, si el 99% de ella no la conoce, ni sabe lo que es una convención o asamblea constituyente?

Rta.: Lo hacen, porque los políticos se están aprovechando de la ignorancia de la gente a su favor, ya que es algo básico conocerla.

¿Quién puede modificar algo que no conoce?

Rta.: Nadie pues.

Como Saturno, les digo que los cabildos auto convocados por la gente (no por la autoridad) no son vinculantes (no son obligatorios) y para lo único espero que sirvan, es para que la gente por primera vez conozca su Constitución, aunque no la abra.  Hay que educar a la gente  primero.

Pido también, que paren todas sus antenitas y no permitan que los engañen más, harto mal que lo ha pasado ya, con las manipulaciones políticas y comunicacionales que hacen los proselitistas a través de las redes sociales, para sembrar la incertidumbre, la inseguridad con el ánimo de sacar provecho.

Es cierto, Chile cambió, pero los 2/3 que parecen tan inofensivos nos estancarán, a favor de los  mismos de siempre: “los políticos”, quienes transmitieron que había cambiado todo, pero en realidad, no cambiaron nada. No quede de tonto(a).

Recen por los que jubilan ahora, y lo más importante, en las próximas elecciones que además serán obligatorias, castiguen de una vez al político que se presenta a la reelección y apuesten por caras nuevas. Sus hijos los aplaudirán en el futuro.

Amén.

Saturno

Deja un comentario