26.6 C
Los Andes
martes, 19 octubre, 2021

Cuando Caigan los Patos Asados, La Columna de Citadini

Más Leídos

Me disponía a leer el pasquín del pueblo en el club de tenis cuando un joven me dijo:

—El problema, Citadini, es que la humanidad en vez de evolucionar ha estado involucionando en el último tiempo. Es cosa de ver el arte y literatura. Ahora cualquier tipo que escribe una composición de lo que hizo en las vacaciones, la publica, y ya se cree escritor. Otro pone cuatro botellas de vino y una coca-cola de tres litros, toma una fotografía, y se cree artista. La calidad se perdió hace mucho tiempo —dijo el joven—. La humanidad ha perdido el foco completamente. Ahora lo más importante es acumular dinero, sin embargo, no se dan cuenta de las consecuencias que eso tendrá para las futuras generaciones. Qué sacan con acumular tanto dinero si después sus nietos no van a poder disfrutar porque no va a haber agua, y sin agua morimos —agregó.

—Me recuerdas la columna del expresidente Lagos en La Tercera: “Es en serio: La vida en el Planeta está en peligro”, decía el título. Las emisiones de CO2, gas butano y otros en la atmósfera provocan el efecto  invernadero y por ende se produce el calentamiento global —agregué.

—Claro, y estamos en un callejón sin salida, porque según los expertos la temperatura no puede subir más de 1,5 grados, y lo más probable que suba al doble de esa cantidad; porque la máquina es casi imposible de detener: Las aerolíneas y las agencias de viajes quieren que pasemos más tiempo volando que en tierra, y eso produce contaminación; el bistec de vacuno que comemos produjo antes contaminación; Amazon está invirtiendo en combustibles fósiles para generar energía, la tala del bosque nativo va en aumento, en fin. Fíjate, Citadini, que aquí las autoridades políticas aprobaron por unanimidad y en breve tiempo, los sondajes de la compañía minera vizcachitas, aun teniendo en cuenta que esta empresa hizo intervenciones en la zona sin tener autorización. ¿No te parece sospechoso? Son bien astutos estos tipos, le pusieron el nombre vizcachitas, para sonar ecológicos; pero le preguntaron a las vizcachas, a los zorros, a los pumas, a los guanacos, si querían que se instalaran allí. Lo menos que podrían hacer es que nos mostraran buenas fotografías de cómo están alterando el ecosistema con sus sondajes.

—¿Y cuál crees tú que puede ser la solución? —pregunté.

—Para mí la solución es radical. Una vuelta a la naturaleza.

—Eso es bastante poco probable, porque somos muchos. Seremos como nueve mil millones de habitantes para el 2050. ¿Cómo se vive más o menos bien con esa cantidad de personas en el planeta?

—Si queremos seguir habitando este planeta no tenemos otra alternativa que volver a la época pre industrial. Vivir en la naturaleza y olvidarnos de los computadores.

—Un asunto bastante difícil de lograr. Porque el mundo actual no se puede pensar sin los computadores —le dije.

—Sí, es verdad, nos facilitan las cosas, pero de lo que estamos hablando ahora es de supervivencia extrema. Fíjate que, por ejemplo, la sequía lleva años en la zona central.

—Y qué podemos hacer para que llueva, además de danzar y sacar a San Isidro.

—Hay que dejarse de… con los telefonitos un rato y meditar en silencio, por si el buen Dios se apiada de nosotros.

—¿En qué momento crees tú que el hombre podría cambiar su sistema de vida para salvarse?

—Me temo que cuando caigan los patos asados —concluyó el joven.

- Publicidad -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Más Publicaciones

Deja un comentario

- Publicidad -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Ultimas Publicaciones