La verdad a diario

Curimón y sus alrededores vuelven a las calles a celebrar a su patrono Francisco de Asís

38

La Fiesta de San Francisco de Asís, celebración religiosa y comunitaria que se realiza previo al 1900 en en la localidad de Curimón, pueblo patrimonial del Valle del Aconcagua, renació este año -tras un 2020 donde se festejó en modalidad online-, con diferentes actividades que comenzaron el pasado viernes, para culminar ayer con la procesión del santo patrono desde la Iglesia de Curimón, hasta el cerro San Francisco del mismo lugar.

Durante 2020, empujados por la pandemia y el hecho de estar en Fase 2 para esta significativa fecha, debió suspenderse la procesión de los fieles hacia el cerro San Francisco, para dar lugar a la visita del patrono hacia las distintas localidades aledañas, con la idea de que ese difícil año, fuese el santo quien visitara y consolara a los enfermos en sus propias casas.

Fue un momento único de emotividad, según comentan en la comunidad y en la comisión Organizadora de la Fiesta de San Francisco de Asís, de acuerdo a las palabras de uno de sus miembros, Adolfo Lazcano. “Fue una experiencia positiva para nosotros en cierto modo. Esta visita del santo a los sectores, se repitió este año, porque pasó a ser una parte más de la fiesta”. Además agrega que la participación de los curimoninos y sectores aledaños -Tierras Blancas, El Bolsón, Bucalemu-, independiente de la religiosidad, ha sido espectacular: “se han preparado con todo, arreglaron sus calles, veredas, han hecho altares, además de preparar cantos, pies de cueca y bailes. Las comunidades se involucran y además se unen en torno a esta celebración, salen a la calle, conversan, se saludan y todos colaboran”.

[ También te puede interesar Leer ]: El apagón de WhatsApp

Ricardo

Además de la visita de la figura de San Francisco de Asís en una caravana, donde lo acompañan otros patronos de los sectores aledaños -como Santa Rosa de Viterbo, San Antonio de Padua, la Virgen de la Merced y Virgen de Fátima, entre otros- las celebraciones previas a la procesión del 04 de octubre contemplaron bailes chinos propios del Norte Chico y Zona Central, representados en hermandades o cofradías que expresan la fe a través de la música y el baile. También hubo misas a la chilena, esquinazos de cueca e incluso una Morenada, danza folclórica centenaria de ascendencia altiplánica andina.

Entre las expresiones de carácter más religioso, se realizó la misa de los trabajadores, donde estos asisten para bendecir sus herramientas, la liturgia de los animales, donde se bendice a las mascotas, además de una misa solemne, donde se presentan ofrendas especiales a San Francisco, como frutas y verduras chilenas, agua como un recurso esencial del Valle del Aconcagua, además de plantas autóctonas de la zona.

[ También te puede interesar Leer ]: Nuestro medio asociado Petorca on Line

La celebración culminó el lunes 04 en la tarde, con la tradicional procesión de los fieles, que comienza en la Iglesia de Curimón, avanza por la principal avenida de la localidad, Santiago Bueras, donde se engalana todo el camino con altares preparados por quienes viven en esa calle, para terminar en la cima del cerro isla San Francisco.

La caminata contó con la participación de cientos de fieles, escoltados por huasos a caballo, siguiendo a los patronos de la zona, que son llevados en andas hasta la cumbre del cerro, para finalizar con una ceremonia al aire libre en honor a San Francisco de Asís.

En esta liturgia, oficiada por el Obispo de San Felipe de Aconcagua, Gonzalo Bravo, se concluyó destacando la vigencia del mensaje del santo patrono “San Francisco nos ofrece la sencillez que nuestra sociedad tanto necesita, la gratuidad, el respeto y por qué no una constituyente con lo que el santo propone: igualdad, tolerancia, inclusión, reconocer a otro u otra en la creación y alabar al señor por lo que somos y no por lo que tenemos”, instó el obispo.

Deja un comentario