14.8 C
Los Andes
miércoles, 20 octubre, 2021

El Capitalismo Algorítmico, Segunda Parte, La Columna de Citadini

Más Leídos

Está seguro que un Mercedes es el auto que necesito, no será mucho para mí —le dije al agente.

No es mucho para usted, la verdad usted se lo merece. Y olvide esos complejos de la gente, mucha gente despotrica contra el capitalismo, pero son sólo alaridos de perros, el capitalismo triunfó; mire esos tipos que se quejan apenas tienen la plata también se compran un Mercedes. Ahora, escuche. Tenemos un embarque especial Mercedes Benz para usted, son pocas unidades con condiciones nunca antes vistas.

¿A qué se refiere eso de condiciones nunca antes vistas? —pregunté.

Bueno, la verdad, yo tampoco sé, porque el buque vienen en camino, pero deben ser cosas increíbles, estoy seguro. Tal vez traiga un computador sofisticado que le vaya diciendo minuto a minuto donde invertir su dinero, no sé en realidad.

¿Y el barco entonces sólo trae las pocas unidades de Mercedes y nada más?

Alguna otra cosita traerá, pero lo más importante son los autos, y el suyo, por supuesto.

¿Y ese auto lo puedo comprar con la tarjeta también?

Por supuesto, don Citadini, todo lo puede comprar con la tarjeta. Mire, parafraseando a Descartes, la existencia presente se resume así: “tengo tarjeta, luego existo”. Ponga atención, cuando usted compra algo, se experimenta inmediatamente una satisfacción en su cerebro, se libera  dopamina que es una hormona que produce placer. Mientras más compra, más placer recibe. Así que mi amigo, desde ahora puede comenzar a comprar todo lo que usted estime conveniente en nuestras tiendas Parla-Pretty, con su tarjeta platinum non plus ultra. Ah, y lo más importante, puede comenzar a viajar por los países que quiera, mientras más viaje más dólares Parla-Pretty obtendrá, los que después podrá canjear por millas Parla-Pretty, que de seguro con el tiempo le significarán viajes gratis a cualquier parte del mundo.

No sé si quiero viajar, señor.

No se arratone, don Citadini, el mundo es hermoso, conozca nuevas culturas nuevas personas, es un mundo fascinante.

Usted tiene un gran poder de convencimiento —le dije.

Y así entonces salí del banco con mi billetera nuevita, y dentro de ella, bien sujeta, mi tarjeta, Parla-Pretty, platinum, non plus ultra.

Si ya estaba en el barco del capitalismo algorítmico, no tenía otra alternativa que dejarme llevar; comencé a pensar en cómo sacar buen partido a mi dinero. Primero, me compré el Mac más sofisticado, y contraté el mejor plan de internet, para poder acceder a la mayor información posible. Luego compré una casa con bodegas grandes y con oficina. En las bodegas fui almacenando todo lo que compraba en oferta. No se imaginan ustedes la cantidad de plata que he ahorrado con las ofertas que he comprado.

Les cuento también que ya han pasado nueve años desde que encontré el oro en las montañas. En estos años he viajado a más de setenta países, incluyendo los terminados en an. Crucé el Bósforo a nado. Me he bañado en el Mar Báltico, en el Mar Caspio, en el Mar Rojo, en el Mar Negro, en el Mar Muerto y en el Mar Azul. Y ya estoy inscrito para viajar al espacio. ¿Qué les parece?

 

Esta historia continuará

 

 

 

- Publicidad -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Más Publicaciones

Deja un comentario

- Publicidad -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Ultimas Publicaciones