La verdad a diario

El verdadero monstruo de Halloween: el consumo de azúcar en niñas y niños

41

Jason de Viernes 13, Freddy Krueger de Pesadilla o Michael Myers de Halloween. Estos son algunos de los personajes más terroríficos del cine de terror de todos los tiempos y suelen ser los disfraces más populares durante la celebración de la Noche de Brujas. Pero desde el punto de vista de la salud nutricional, el verdadero monstruo de estas fechas es la ingesta desmedida de azúcar entre los más pequeños. Sin embargo, la nutricionista y directora de la Escuela de Salud de la Universidad de O’Higgins, Estefanía González, explicó que no hay que preocuparse en demasía por este desorden alimenticio que dura unos cuantos días, ya que el verdadero cuento de horror se relaciona con el consumo permanente y excesivo de dulces el resto del año.

En este aspecto se debe considerar un dato relevante y preocupante: Chile lidera el ranking de población con sobrepeso y obesidad en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). “Hay que tener en cuenta que la ingesta excesiva de azúcar es la principal causa de obesidad y enfermedades cardiovasculares”, explicó la especialista, doctora en Nutrición y Alimentos. Enfatizó que este problema es aún mayor cuando hablamos de niñas y niños, ya que “incrementa el riesgo de presentar complicaciones gastrointestinales, enfermedades cardiovasculares y diabetes a temprana edad”.

 La gran pregunta es cuál es el límite para el consumo de dulces en las más pequeños. La nutricionista  de la Estatal de O’Higgins recordó que “según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se recomienda un consumo de 25 gramos de azúcar al día como máximo. Es decir, cinco dulces diarios”. Pero en Halloween, el “mercado presenta una gran oferta de dulces, todos ellos muy tentadores, lo que hace al menos complejo cumplir con esta recomendación. De hecho, las niñas y niños siguen consumiendo estos dulces varios días después de la Noche de Brujas”.

[ También te puede interesar Leer ]: Solicitan ampliar investigación a Municipalidad de Putaendo por Caso LED

Ricardo

[ También te puede interesar Leer ]: Nuestro medio asociado Petorca on Line

Aunque no se trata de una carta blanca para la ingesta desmedida, Estefanía González llama a la calma: “Como esto ocurre una vez al año podemos ser algo más tolerantes con las dietas de niñas y niños, evitando siempre el abuso. Un par de días de desorden alimenticio no marcarán una gran diferencia en su estado nutricional, su salud dental o su comportamiento general. Lo ideal es que los padres incentiven la autorregulación en la cantidad y frecuencia, explicarles que comerse todos los dulces que puedan no es el mejor camino para disfrutar de esta festividad.”

A pesar de la presión del mercado, Estefanía González señaló que de todas formas existen alternativas saludables a los dulces tanto en Halloween como el resto del año: mandarinas en forma de calabaza, galletas de avena con forma de animales, barritas de cereal, jugos de fruta naturales, bolsas con fruta deshidratada o frutos secos, palomitas de maíz y brochetas de frutas naturales.

LA DIRECTORA DE LA ESCUELA DE SALUD DE LA UNIVERSIDAD ESTATAL DE O’HIGGINS, ESTEFANÍA GONZÁLEZ, EXPLICÓ QUE LO IDEAL ES PROMOVER EN LOS MÁS PEQUEÑOS LA AUTORREGULACIÓN TANTO EN CANTIDAD Y FRECUENCIA.

LA NUTRICIONISTA INDICÓ QUE SE RECOMIENDA UN CONSUMO MÁXIMO DE CINCO DULCES DIARIOS PARA LOS MÁS PEQUEÑOS.

Deja un comentario