Marco Enríquez-Ominami en Aconcagua, Si Piñera espera que lo aplaudan en todas partes, se va a mover poco

0
234
Marco Enríquez-Ominami
El candidato presidencial Progresista Marco Enríquez-Ominami, en su visita a Aconcagua en compañia de Hector Perez Meneses, dijo presente en el Te Deum ecuménico, dirigido por el arzobispo Ricardo Ezzati y valoró las palabras del líder católico respecto de ponerse a disposición de la República de Chile.
Al respecto, Marco Enríquez-Ominami, indicó que “la linda frase que dijo Ezzati sobre la mesa de todos, es lo que hay que hacer y lamento la ausencia de Sebastián Piñera. Sospecho que si está esperando que lo aplaudan en todas partes, se va a mover poco. Se va a inmovilizar. Ayer en San Antonio se fue de pifias, hoy no quiso venir. Fue un prófugo de la justicia y ahora es un prófugo de la democracia. La democracia es esto: estar juntos. Teníamos que estar juntos hoy día“.
El líder Progresista Marco Enríquez-Ominami señaló que “este debe ser el Chile de los libres. Es nuestro himno. No es el Chile de algunos. Hoy, con la Ley de Aborto en tres causales, aumenta la libertad en nuestro país. El arzobispo se ha puesto a disposición de la República de Chile, yo lo valoro enormemente. Podemos tener desacuerdos, tenemos diferencias, pero así avanzamos. Nos recordó que uno de nuestros códigos es de un venezolano como Andrés Bello, que el entrenador de la selección chilena, Juan Antonio Pizzi es argentino, él mismo es italiano. Habló de inmigración, me alegro. Estamos en un país distinto“, dijo.
Y profundizó en el tema del aborto diciendo que “a nadie le gusta el aborto. Ni a Michelle Bachelet, ni a mí. Levante la mano alguien a quién le guste. La pregunta es otra, no si al arzobispo le parece bien o mal, si a mí me parece bien o mal, es si se van presas las mujeres“.
Sobre su relación con la iglesia católica, Marco Enríquez-Ominami indicó que “tengo diferencias gigantescas, en muchas materias, pero valoro que haya hecho algo abierto, sin ningún accidente como lo vimos en el Te Deum anterior. Tengo un mensaje de optimismo, hay que decirle a los chilenos que sí se puede, que la mesa es para todos, no para algunos. Bien el arzobispo y felicitaciones por su mensaje“, concluyó.

Deja un comentario