Parque cementerio de carretas llevara nombre de Ricardo Vivar

0
54
cementerio de carretas
cementerio de carretas

Todas las obras parecen surgir desde la tierra y se quedan allí, inermes, esperando al visitante, ávido de respirar naturaleza, libertad, esto en el cementerio de carretas.

En efecto, cada fin de semana crece el número de familias que suben hasta la explanada de El Llano, en Putaendo,para apreciar las curiosas obras y tener un rato de solaz con sus seres queridos.

Y todo esto nació en la mente de un putaendino, que -aunque lo tildaban de loco- siguió adelante para traer escultores desde todos los rincones del mundo, para que viniesen a concursar. Ni siquiera había donde alojar a tanta gente llegada desde más allá de las fronteras. Y allí quedaron las obras, como un gran museo al aire libre, único en Chile.

Fue esa singularidad la que comenzó a traer turistas de todas partes hacia la explanada cada día de sol, haciendo que el nombre de Putaendo quedase flotando en el imaginario de quienes aun no llegan.

Fue así que se cumplió el sueño de un putaendino aventajado a sus tiempos.

Hoy es tiempo de hacer justicia. Los pueblos no tienen que esperar denominaciones oficiales de la alcaldía de turno, ni ceremonias pomposas para destapar una placa. El pueblo nombra a sus cosas como y cuando le nace, así, sin parsimonia.

El soñador que creó este parque o “Cementerio de Carretas” ha partido. Entonces hoy Putaendo, haciendo justicia al empuje de su creador, comienza a llamarle “PARQUE ESCULTORICO RICARDO VIVAR LEPE”.

Que no se diga “claro, ahora que se murió lo hacen”. Justamente, porque somos muchos los que queremos que, en justicia, el parque lleve su nombre, lo merece.

Sus vecinos de la serranía ya se encargarán de instalar la placa correspondiente con el nombre correcto.

Deja un comentario