Aconcagua al Día
La verdad a diario

- Publicidad -

SAG rechaza plan de monitoreo de minera Vizcachitas para protección de Gato Andino en Putaendo

La Municipalidad de Putaendo informó que el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) rechazó el plan de monitoreo ambiental que había presentado la minera Vizcachitas para la protección del gato andino, especie en peligro de extinción. Tras eso, el alcalde espera que el Tribunal Ambiental anule la autorización del proyecto.

El Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) rechazó el plan de monitoreo ambiental que ingresó la minera Vizcachitas Holding para la protección de Gato Andino en el sector de Putaendo.

Según precisaron desde el SAG, el principal motivo del rechazo es porque no se justifican los puntos metodológicos mínimos para el cuidado de la especie en peligro de extinción.

Tras el revés de la minera, el alcalde de Putaendo, Mauricio Quiroz, indicó que espera que el Tribunal Ambiental anule la resolución ambiental porque “este es un proyecto que daña profundamente el medioambiente y comunidades”.

- Publicidad -

Entre la metodología que presentó Vizcachitas Holding figura la implementación de herramientas de monitoreo, como binoculares y un dron, lo que según el SAG no se justifica como una metodología especializada.

Además, las estaciones de monitoreo no cuentan, según señaló el servicio, con facilidad técnica respecto a su ubicación.

Frente a ello, el biólogo Salvador Donghi, director de Simbiosis Bioconsultora, apuntó al rechazo frente al poco compromiso ambiental de la empresa minera con la comunidad de Putaendo.

Cabe señalar que Vizcachitas Holding, debido a una medida cautelar, decretada por el Segundo Tribunal Ambiental, mantiene sus faenas paralizadas hace aproximadamente un mes Gato Andino

También podrías querer leer: Bomberos de Santa María reciben mochilas de hidratación gracias a fondo concursable de Esval

También podrías querer leer: nuestro medio asociado La Bahía on Line

Deficiencias en Plan de Monitoreo Gato Andino

Según informó el municipio, el SAG detectó las siguientes deficiencias en el plan de monitoreo de la minera:

-El plan no es representativo de la actual condición de habitabilidad del gato andino en la cordillera, para lo cual se requiere incorporar un área mucho más extensa debido a las grandes distancias que este felino recorre.

-Tampoco incorpora investigadores de acreditada experiencia, sobre todo a nivel de terreno, ni detalla las metodologías utilizadas a nivel de genética molecular para la identificación de las fecas.

-Por otra parte, la empresa incorpora herramientas de monitoreo como binoculares y dron, que no se justifican como “metodologías especializadas”.
Las estaciones de monitoreo (EM) carecen de factibilidad técnica respecto de su ubicación.

-La empresa presenta un plan común para dos especies que son taxonómicamente distintas y con distintos hábitos como lo son el gato andino (Leopardus jacobita) y la vizcacha (Lagidium viscacia).

-Las vibraciones asociadas a los sondajes, no son el único elemento provocador de impacto sobre el gato, por lo que se debe incorporar el ruido producido por el tránsito de vehículos, ya que este es un elemento mucho más influyente en el comportamiento del felino.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.