Saturno. El tráfico de migrantes y la trata de personas.

0
494
calentamiento global
Columna de Saturno

¡Cada vez me sorprendo más!… Yo pensé que había perdido la capacidad de asombro! …digo esto ya que recorriendo el mundo y las redes sociales advertí cosas que no se habían visto y cuando pensé que lo sabía todo, algo inesperado me sorprende.

A nivel nacional ha causado conmoción que ex autoridades de la nueva mayoría como el ex Alcalde de la ciudad de Los Andes, Mauricio Navarro, el ex Gobernador de la Provincia de Choapa Patricio Trigo y el funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores Alex Brito hayan sido imputados por el presunto delito de “Tráfico de migrantes”, la red más grande de la historia de Chile. Esto es grave gravísimo queridos amigos, ya que la conducta de los traficantes de personas supone muchas conductas ilícitas, actos inmorales e inhumanos. Ahora bien, como esto es una red, necesariamente supone la concurrencia de varias personas, que necesariamente actúan con ánimo de lucro. Para ello se asocian ilícitamente y como en un engranaje mecánico, cada uno hace su parte. Estas conductas por esencia suponen abuso de poder y de las influencias de los que componen la red, pero lo peor de todo es que suponen un elemento esencial para enriquecerse: a un ser humano con sueños legítimos, el que luego de ser ocupado, es desechado y entregado a su suerte por estos personajes desalmados y muchas veces es explotado además como un esclavo. Es decir, el sujeto objeto.

Como Saturno, puedo señalar que los imputados señalados, son personas que tienen algo en común: primero, son todos ambiciosos, segundo, son todos inhumanos con cero empatía, tercero, vienen de sus hogares con una escala de valores con tendencia a ser sin vergüenzas, pues si en tu casa te enseñaron a conseguir dinero no importando el medio, tu entiendes que el dinero es tu finalidad, aunque uses a una persona como medio para obtenerlo. Es decir, las personas para estos imputados “valen nada”, ya que sólo son importantes para obtener lucro.  Antes de tener piedad por estos personajes fríos y pragmáticos, hay que tener muy claro que se embolsaron millones y millones de pesos, pero luego de esto viene lo peor, pues dejaron a la deriva a todos los migrantes chinos que trajeron, sin importarles luego si comían, si tenían techo, abrigo o salud. Paradójicamente, estos personajes desalmados pertenecen a la coalición política de la nueva mayoría que profesa que el Estado es el que debe hacerse cargo de las personas y supuestamente luchaban por los derechos humanos de las personas de este país con todas sus fuerzas, pero en suma el poder del dinero fue más fuerte que ellos y hoy deben pagar, por haber cometido un “delito grave contra la humanidad”.

Para que no se confundan, el tráfico de migrantes, consiste en “facilitar o promover la entrada ilegal al país de una persona que no sea nacional ni residente, con ánimo de lucro”. La trata de personas, es distinto, pues requiere llevar adelante ciertos actos por medio de la  violencia, la intimidación, la coacción, el engaño, el abuso de poder, y el aprovechamiento de una situación de vulnerabilidad de una persona nacional o extranjera, para explotarla sexualmente, en trabajos o servicios forzados, como servidumbre, como esclava, incluso para extracción de sus órganos.

Cómo no me voy a indignar con estos wuevones abusadores, que pretenden esclavizar a otros seres humanos en beneficio propio… ¿acaso ellos no tienen hijos, hermanos, padre, madre o familia? ¿Cómo no se detienen a pensar un momento que a ellos no les gustaría que a sus hijos los secuestrara un desconocido, los explotara como esclavos y los hiciera sufrir? ¿No les duele pensar en el hambre, el frío, la soledad o el dolor ajeno de los secuestrados? ¿No conocen la palabra empatía o piedad? … por eso queridos amigos, espero que la justicia chilena de señales claras y aplique todo el rigor de la ley en contra de estos delincuentes universales de manera tal que los que vienen atrás no tengan ni ganas de pensar en cometer este delito nuevamente.

NOTA: Oyeeeee… tu “amigo traficante de personas”, te leo lo que sientes hoy. Sé que estás asustado, porque nunca pensaste que te descubrirían, sé que piensas el cómo excusarte de lo que hiciste a través de tu abogado. También sé que tu familia, a la que nunca pensaste en dañar, es la que más sufre hoy por tus malos actos… te gustaría que un wuevón como tú les hiciera lo mismo?  ¿Sabes, con lo que hiciste tu peor condena será que te irás de este mundo sin dignidad y tu descendencia evitará hablar de ti por vergüenza frente al mundo? ¿sabes que no entendemos como pudimos elegirte como Alcalde, designarte como Gobernador o aceptarte en un ministerio, si en vez de que el Estado sirviera a la persona “Te serviste del Estado y sus personas en beneficio propio”?

Por un país y una región justa, hablemos estos temas con nuestros hijos y entreguémosle valores en nuestros hogares, cosa que ellos cuando estén solos, no piensen ni por un momento en abusar del prójimo y no ser nunca una vergüenza para la humanidad.

Su amigo, Saturno.

Deja un comentario