Sustracción de más de $ 15 mil millones duplica al “robo del siglo”

0
208
Sustracción

Sustracción de mas de 15 mil millones tiene prioridad máxima. Atraco superó los $ 6 mil millones sustraídos desde el aeropuerto en 2014. Empresa de Transporte de Valores de Independencia fue vulnerada luego de que un guardia saliera a comprar.

Mientras todo Chile celebraba las Fiestas Patrias la noche del lunes 18 de septiembre, un grupo de entre seis y siete sujetos, a rostro cubierto, lograron ingresar a una empresa de transporte de valores en la comuna de Independencia y lograron la sustracción de $ 15.800 millones.

Con esto, el hecho se convirtió en el robo más cuantioso de los últimos años, destronando al denominado “robo del siglo”, ocurrido en 2014 en el aeropuerto de Santiago, que marcó un hito debido al monto sustraído: $ 6 mil millones.

Pasadas las 23.30 horas del lunes, uno de los dos guardias que custodiaban las bóvedas de la empresa de Transporte de Valores Esertval Ltda., ubicada en Domingo Santa María 1846, decidió salir a comprar cigarros a una botillería cercana, sin su arma de servicio “e infringiendo todos los protocolos de seguridad”, según el jefe de Zona Santiago Oeste de Carabineros, general Andrés Gallegos.

A su regreso, el vigilante fue abordado por un grupo de entre seis y siete personas encapuchadas y provistas de armas de fuego, que lo intimidaron para obligarlo a abrir las puertas del lugar e ingresar.

Una vez en el interior, redujeron a un segundo guardia, esposando a ambos y dejándolos en una de las oficinas del lugar. Sólo tres horas más tarde los guardias lograron liberarse y llamar a personal de Carabineros, quienes llegaron cerca de las 3.14 horas del martes.

En ese transcurso de tiempo, un grupo indeterminado de sujetos ingresó a la empresa provistos de escaleras, carros de supermercado y herramientas, para sustraer sólo dinero en efectivo de las bóvedas, dejando en el lugar el armamento de los vigilantes.

Se habrían movilizado en al menos cuatro vehículos, entre modelos cuatro por cuatro y sedán, de colores blanco y negro, los que, según testigos, estaban sin sus placas patentes.

“Por el lapso de una hora y media a dos horas la banda se dedicó a la sustracción del dinero, haciendo uso de la técnica del oxicorte para acceder a las respectivas bóvedas. Según el último arqueo de la empresa, lograron la sustracción de $ 15.800 millones”, explicó el fiscal de la Fiscalía Centro Norte, Mauricio González.

El general Gallegos, en tanto, agregó que “los delincuentes tuvieron tiempo suficiente para utilizar carros de supermercado para el traslado y transporte del dinero”.

Por las características del robo, el monto sustraído y el nivel de organización, el fiscal agregó que “todo eso da cuenta de que no eran novatos, por la forma de actuar se nota que son delincuentes avezados. Se trata de una investigación que tiene prioridad máxima”. Si bien en un principio se dijo que los guardias no contaban con certificación del OS-10 de la policía uniformada, más tarde se confirmó que sí habían cumplido los protocolos establecidos para seguridad privada.

Personal del OS-9 y del Laboratorio de Criminalística de Carabineros (Labocar) llegó hasta el lugar para realizar las primeras diligencias. Durante la tarde éstas se extendieron a diversas comunas de la Región Metropolitana sin éxito. Hasta el cierre de esta edición, no había nuevos datos sobre el paradero del dinero o de los delincuentes involucrados en el atraco.

Además, el fiscal González precisó que el robo será investigado por un equipo de Carabineros multidisciplinario, “similar al que indagó el robo del aeropuerto, que fue resuelto”.

Empresa

Transporte de Valores Esertval Ltda. tiene 12 años de experiencia en Chile y contaba, según su página web, con instalaciones de alta seguridad: perímetro y áreas internas vigiladas por circuito cerrado de televisión, perímetros protegidos por cercos eléctricos y detectores de intrusión, sistema de alarmas y de asaltos conectado a Carabineros y alarmas contra incendios.

Sin embargo, nada de eso sirvió para evitar el robo. En pocos minutos el sistema fue vulnerado por los antisociales, quienes una vez al interior del lugar procedieron a cortar los cables del circuito cerrado. Asimismo, según información de Carabineros, el sistema de alarmas estaba defectuoso por falta de mantención.

El atraco sorprendió a los vecinos. “Se roban autos o cosas chicas, pero es un barrio tranquilo, la gente de aquí es sana y todos son propietarios, así que no son acá”, dijo uno de ellos. Otra vecina del lugar agregó que “nuestra tranquilidad se debe a que siempre hay rondas de Carabineros”.

Deja un comentario