18 C
Los Andes
viernes, julio 23, 2021

Involucramiento parental ante los peligros de las redes sociales

Más Leídos

Hoy en día, más que nunca, es posible tener la certeza de que nos encontramos en una era altamente digitalizada. Una de las consecuencias de la pandemia de COVID-19 ha sido el aumento de la utilización de tecnologías de la información y redes sociales para realizar acciones cotidianas como trabajar y estudiar, tanto por parte de los adultos, como de niños, niñas y jóvenes. De acuerdo a la Radiografía Digital del año 2020 desarrollada por VTR, 9 de cada 10 de los niños encuestados (cuyas edades fluctuaban entre 8 y 17 años) tiene teléfono móvil, y lo más común es que lo tengan desde los 10 años. En cuanto a las clases online, 6 de cada 10 niños indicaron que han aprendido menos, se han concentrado menos y han estudiado menos. Asimismo, un dato tremendamente preocupante arrojado en este estudio es que un 57% de los niños encuestados reconoce jugar en línea con desconocidos. Finalmente, se identifica que no existe claridad acerca del concepto de “huella digital”, indicando solo un 13% de los NNJ que se trata del rastro que dejamos en internet. peligros

[ También te puede interesar Leer ]: Fiscalía de San Felipe inició investigación penal contra grupo familiar que ingresó desde EE.UU. con variante “Delta”

En dicha línea, y teniendo presente que esta es una materia en constante cambio y evolución, resulta relevante que como adultos podamos estar regularmente actualizando nuestros conocimientos sobre los conceptos asociados al uso de internet, redes sociales y los riesgos asociados a la utilización de estos por parte de los niños, niñas y jóvenes. Dentro de la terminología esencial relacionada, se encuentran los conceptos de “grooming”, “sexting”, “ciberbullying” y la ya mencionada “huella digital”. El “grooming” es definido por Unicef como la acción intencionada de un adulto de acosar sexualmente a un niño, niña o adolescente, haciéndose pasar comúnmente por un par para lograr generar acercamiento y confianza. El “sexting”, por su parte, se refiere al acto de enviar contenido de índole sexual o pornográfico, a través del teléfono móvil. En cuanto al “Ciberbullying”, se puede definir como el acto o conjunto de actos realizado por un niño, niña o adolescente que tiene como motivo atormentar, humillar, amenazar, acosar, avergonzar a otro niño, niña o adolescente. Finalmente, el término “huella digital” es clave, y se refiere al rastro de información personal que los individuos dejamos al utilizar internet, tales como fotos, videos, comentarios y publicaciones. peligros

[ También te puede interesar Leer ]: Nuestro medio asociado Petorca on Line

¿Cuál es la importancia de conocer estos términos? Familiarizarnos con la terminología mencionada nos permite generar conciencia acerca de los siempre latentes riesgos asociados a la utilización de internet por parte de niños, niñas y jóvenes. Al respecto, cabe mencionar que Unicef identifica tres tipos de riesgos: los riesgos de contenido, los riesgos de contacto y los riesgos de conducta. Los primeros, representan la exposición no deseada del niño o niña a contenido no deseado e inapropiado, como, por ejemplo, el nombrado “Reto de la Ballena Azul”, que incitaba a adolescentes, en último término, a atentar contra su vida. El segundo tipo de riesgo, consiste en la participación del niño o niña en una comunicación arriesgada con un adulto. Finalmente, el riesgo de conducta se refiere al comportamiento riesgoso que se puede generar de parte de un niño o niña en internet, por ejemplo, a través de generación de material que incite al odio contra otros niños y niñas, o que exponga imágenes sexualizadas a su respecto. peligros

Desde OPD Los Andes, se recomienda a los adultos responsables de niños, niñas y adolescentes generar espacios de diálogo para conversar con ellos estas materias, promoviendo la cercanía y confianza necesarias para que compartan sus dudas y, de esta manera, lograr discutir sobre los peligros en la red. Por otra parte, si se tiene conocimiento de que un niño, niña o adolescente está siendo víctima de “grooming” o manteniendo conductas de “sexting”, el llamado es a denunciar dicha situación a la brevedad, al poder revestir dichos hechos eventualmente el carácter de delito. Las denuncias pueden ser realizadas en Policía de Investigaciones, Carabineros de Chile y Ministerio Público. Igualmente, y ante cualquier consulta, la Oficina de Protección de Derechos de la Infancia de la comuna de Los Andes también se encuentra disponible para acoger sus dudas y denuncias al respecto. peligros

Pía Bravo Bremer

- Publicidad -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Más Publicaciones

Deja un comentario

- Publicidad -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Ultimas Publicaciones