Camila Flores pide abrir debate sobre reposición de Pena de Muerte por delitos graves

0
445
Camila Flores

Comerciantes asesinados en sus propios locales, violentos asaltos con dueños de casa fallecidos, violaciones, balaceras, etc. Hechos policiales que se repiten todos los días y no sólo en Santiago o las ciudades grandes, lamentablemente también en comunidades de menor población que no estaban acostumbradas a este tipo de delitos.

Según la candidata a diputada por el distrito 6, Camila Flores, el temor de la población ya pasó a ser rabia. En los lugares que ha visitado el tema de la delincuencia es más fuerte que cualquier otra problemática y por eso llegó la hora de tomar medidas duras y concretas. Una de ellas sería reponer la pena de muerte para delitos graves, una ley que fue derogada en el año 2001, reemplazándola por presidio perpetuo calificado, el cual se cumple en muy pocas ocasiones.

“El Estado tiene la obligación de proteger a sus ciudadanos y el actual marco jurídico sólo tiende a proteger a los delincuentes y no a las víctimas, es por eso que ante la coyuntura se requieren penas más duras, que inhiban de verdad la comisión de delitos y sobre todo cuando hablamos de delitos graves. Por eso que yo invito a abrir el debate sobre el restablecimiento de la Pena de Muerte para aquellos delitos que sean graves, que incluso nuestro ordenamiento jurídico mantuvo, como la violación con homicidio, el homicidio con incendio y el robo con homicidios”, manifestó Camila Flores.

Flores sabe que se trata de un tema complicado y donde no todos están de acuerdo, peros sostuvo que “algunos dirán que esto no es posible porque el ordenamiento jurídico internacional lo prohibe, pero la verdad es que la solución es que Chile deje de participar de estos acuerdos internacionales”, agregando que dichos convenios ni siquiera piensan ni toman en cuenta a los chilenos que han sido víctimas de delitos graves, de aquellos que han perdido a familiares productos del actuar de delincuentes, que hoy andan sueltos en la calle.

Deja un comentario